jueves, 24 de abril de 2014

Conferencia de Sánchez Ron

Este año hemos tenido el honor de que la conferencia de la IV Olimpiada Filosófica de Madrid, corriese a cargo Sánchez Ron, prestigioso investigador, Catedrático de Historia de la Ciencia en el Departamento de Física Teórica de la UAM, miembro de varias Academias internacionales y miembro de la Real Academia Española (RAE), en la que ocupa el sillón “G”. El título de conferencia ha sido: “La Ciencia, nada de lo humano le es ajeno”.

Sánchez Ron reivindicó en la conferencia la interdisciplinariedad en 'La Nueva Ilustración', recodó que ciencia nació como una parte de la filosofía, de la que empezó a alejarse en los siglos XVI y XVII y al separarse de la filosofía se fue alejando de los intereses más humanísticos. 

Nos invitó a recobrar el espíritu ilustrado del siglo XVIII, pidiendo al alumnado y a los profesores que contribuyan y se comprometan en la tarea de “luchar por un mundo más justo, racional y decente”. 

Sánchez Ron efectuó un recorrido por el devenir de la relación establecida entre la ciencia, la investigación, la sociedad y la filosofía. El Proyecto Genoma, las labores llevadas a cabo por Pasteur, o los avances propiciados por el descubrimiento del transistor y el desarrollo del Silicon Valley, le han llevado a concluir que la alianza entre la ciencia y la industria ha hecho posible la aparición de “artilugios que han cambiado para bien nuestras vidas”. Sin embargo, también ha señalado que “la nueva tecnociencia está poniendo en nuestras manos herramientas muy poderosas, que generan incertidumbres por el riesgo de abusos e indefensión ante compañías que sólo buscan beneficios económicos”.

El público solo pudo realizar tres preguntas, debido a las limitaciones de tiempo, a las que Sánchez Ron ofreció respuestas directas.

“La ciencia no es Dios”, respondió a una de las preguntas del público. No solo podemos decidir hasta dónde queremos que llegue, sino que tenemos el deber de establecer compromisos que nos devuelvan la esperanza en un mundo mejor para todos desde un humanismo ilustrado, en el que la ética y la reflexión filosófica deben tener un papel importante, como lo ha tenido a lo largo de toda la historia de occidente en su labor de preguntar por todo lo humano desde todas las perspectivas, ya que para la filosofía tampoco nada de lo humano le es ajeno. 

Para finalizar Sánchez resaltó qué es para él la filosofía: “El aire que impregna todo tipo de disciplinas”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada